Reglamento CE 1774/02

Este es el reglamento bajo el cual produce Italpollina:

Qué es el Reglamento CE 1774/02?

Ante todo un Reglamento Comunitario, que establece unas reglas homogéneas y valederas en todos los estados miembros de la Unión Europea. El reglamento 1774/02 establece una reglas sanitarias y de higiene sanitaria muy estrictas para la recogida, el transporte, el almacenamiento, el manejo, la transformación, el empleo y la eliminación de los subproductos de origen animal.

Cuál es la finalidad del Reglamento CE 1774/02?

Este reglamento se propone proteger la salud pública y de los animales que intervienen o pueden intervenir en los procesos de localización de materias primas para el empleo de subproductos de origen animal.

Cuáles son las garantías sanitarias que brindan las empresas y los productos que cumplen con el Reglamento CE 1774/02?

Para cumplir con los parámetros establecidos por el Reglamento 1774/02, los productos tienen que estar exentos de salmonella y de enterobacterias y haber sido sometidos a disminución de la esporulación y de la toxinogenesis.
Además, hay que almacenar los productos de manera oportuna para evitar contaminaciones o infecciones después de la fase de elaboración. Por consiguiente, los productos que resultan tienen que almacenarse en silo o en sacos bien cerrados y aislados.

Todas las empresas productoras de abonos están sometidas al Reglamento CE 1774/02?

Están sometidas al Reglamento 1774/02 las empresas que fabrican abonos elaborando los productos señalados por el mismo reglamento, por lo tanto, en el caso específico, aquéllas que elaboran todos los estiércoles de establo, que se trate de estiércol de ganado mayor y menor, de caballos y de aves de corral.

El reglamento es también aplicable a los productores de abonos que utilizan la técnica del compostaje y a los usuarios de plantas de biogas?

Sí, el reglamento es también aplicable a las plantas de compostaje y de producción de biogas. En particular, la planta de producción de biogas tiene que estar equipada de una unidad de pasteurización y higienización, mientras que la planta de compostaje tiene que estar bien cerrada y equipada de un sistema de control de la temperatura. Cada planta de biogas y cada planta de compostaje tiene que disponer de un laboratorio propio o bien que valerse de un laboratorio ajeno.
Los materiales empleados en una planta de compostaje tienen que reunir los requisitos siguientes: tamaño mínimo: 12 mm; temperatura mínima de elaboración 70°C, duración mínima de estancia en el reactor a 70°C de temperatura: sesenta minutos.

La obtención de la autorización según el Reglamento CE 1772/02 supone la trazabilidad de los productos de la empresa?

Sí, la autorización según el Reglamento 1774/02 supone un control desde el comienzo hasta el final de la cadena productiva, garantizándose así que los productos de que se trata son seguros desde el punto de vista sanitario.

Hay disposiciones especiales para el estiércol de establo?

Según el Reglamento CE 1774/02, los productos a base de estiércol de establo pueden ponerse a la venta en el mercado únicamente con tal que procedan de una planta homologada por la autoridad capaz, con arreglo al mismo reglamento, y de toda forma únicamente con tal que hayan sido sometidos a tratamiento térmico a la temperatura mínima de 70°C durante 60 minutos por lo menos.

Cuáles son los métodos de transformación autorizados por el Reglamento?

Hay varios sistemas de transformación admitidos por el Reglamento 1774/02, en relación con el tipo de materia prima elaborada. Tratándose de estiércol de establo se prescribe la elaboración durante 60 minutos a 70°C.

Cómo se consigue la autorización con arreglo al Reglamento 1774/02?

La autorización para desarrollar la actividad de producción de abonos de origen animal se consigue sometiendo un dossier conteniendo los resultados de un estudio microbiológico realizado durante el proceso de producción, por una duración mínima de dos meses sin interrupción, que atestigüen que durante dicho lapso no ha habido nunca problema alguno de tipo patógeno. Se exige además que se adjunte al estudio microbiológico un test que demuestre la ausencia de contaminaciones cruzadas. Hay que predisponer además un sistema de autocontrol, que garantice que, una vez conseguido el permiso para continuar la actividad de producción, la empresa misma siga cumpliendo los parámetros establecidos por el reglamento.